ÚNASE A UN GRUPO YA EXISTENTE, SI LO HAY

Cuando tiene un niño con una discapacidad, su mundo puede estar repleto de preguntas sin respuestas y algunas veces puede sentir que está en una lucha muy solitaria. Sin embargo, no está solo. La mejor forma de encontrar respuestas y una fuente de seguridad y comprensión consiste en unirse a otras familias que están pasando por lo mismo que usted o que han pasado por ello y están dispuestas a brindar su apoyo a otras personas.

Una excelente forma de conectarse con estas familias consiste en encontrar un grupo de apoyo para padres en el área donde vive. Los grupos de padres pueden compartir información sobre las discapacidades de sus niños, servicios escolares, terapia, políticas locales, fuentes de financiamiento, transporte, instalaciones médicas, apoyo emocional y mucho más. La recomendación número uno de este sitio es que se conecte con otros padres que comparten su experiencia.  

Sin embargo, ¿qué pasa si no hay un grupo que satisfaga sus necesidades? La respuesta podría ser que usted inicie uno. 

 

RESPONDA TRES PREGUNTAS ANTES DE COMENZAR SU PROPIO GRUPO

  1. ¿Existe ya un grupo de padres como yo?
  2. ¿Se adapta el grupo existente a mis necesidades en esta etapa de mi vida?
  3. ¿Necesito simplemente un grupo informal donde se comparte información y donde puedo conocer a otras personas en mi comunidad o quiero formar parte de una organización más formal?

Después de que haya respuesto a estas preguntas, puede comenzar a buscar lo que necesita. Si no lo encuentra, puedes iniciar su propio grupo. 

BUENOS CONSEJOS

Tenga en cuenta que, en la actualidad, no todos los grupos de apoyo se reúnen en persona. Muchos padres encuentran apoyo significativo a través de grupos de apoyo en línea. Utiliza Google u otro motor de búsqueda para investigar si alguno de estos grupos podría satisfacer tus necesidades.  

 

LO QUE NECESITA PARA COMENZAR Y DIRIGIR UN GRUPO

  • Tiempo y energía -- No ignore ni subestime este punto. Comenzar es un gran compromiso. Tener otro padre de familia con el cual asociarte para iniciar el grupo será de gran ayuda.
  • Voluntarios para planear y organizar -- Usted querrá reunir un grupo central de padres de familia que puedan seguir su iniciativa para iniciar el grupo y ponerlo en marcha.
  • Lugar para reunirse -- Necesitará un lugar confiable donde llevar a cabo cada reunión. Al principio será suficiente reunirse en las casas de los miembros del grupo. Sin embargo, investigue con las iglesias de la zona, los centros comunitarios e incluso con negocios de orientación comunitaria (como restaurantes) para verificar si tienen un lugar de reunión que puedan utilizar de forma regular a un bajo costo o gratis.
  • Una forma de correr la voz -- No tiene que ser elaborada, pero necesitará decidir como van a comunicarse los miembros del grupo entre reuniones. El correo electrónico puede funcionar bien, pero un sistema de envío masivo de correos electrónicos (como un listserv) a menudo puede resultar más fácil cuando el grupo sobrepasa los diez miembros. Yahoo  le permite crear una lista de envío masivo de manera gratuita. 
  •  

¿A QUIÉN SE DIRIGE SU GRUPO?

Esto lo deciden usted y sus cofundadores. Pueden formarse grupos para apoyar cualquier necesidad. No obstante, resulta útil definir al inicio a quién se dirige el grupo, de modo que conforme vaya creciendo, vaya también satisfaciendo las necesidades de los miembros. Por ejemplo, si simplemente inicia un grupo para padres de niños con cualquier tipo de discapacidad, podría descubrir que, conforme el grupo va creciendo, hay tantos temas con los cuales lidiar que ninguno se satisface. Entre más específico define a quien va dirigido el grupo y cual es su finalidad, mayor probabilidad hay de que cree un grupo de personas con una meta y un propósito común. 

¿CÓMO VA A FUNCIONAR SU GRUPO?

Una vez más, esto depende de usted, pero es algo en lo que debería pensar y de que debería hablar.

Algunos grupos tienen como propósito que los padres de familia platiquen de manera informal y compartan sus experiencias. En esos casos, no será necesario que alguien dirija formalmente las reuniones. Otros grupos pueden crear actividades o recuperar fondos o alcanzar objetivos formales. Para estos grupos podría ser mejor tener un facilitador que dirija las reuniones y establezca roles de liderazgo para que las personas se hagan cargo de distintas responsabilidades en el grupo.

PLANEE EL CUIDADO DE LOS NIÑOS

Este es un grupo para padres, así que recuerde que alguien tiene que estar pendiente de los niños. Necesita al menos un cuidador de niños capacitado que esté familiarizado con las necesidades de niños con discapacidades. Si tiene que pagar por los servicios de esta persona, asegúrase de que todos los padres de familia del grupo estén dispuestos a compartir el costo. Su cuidador entrenado probablemente necesitará alguna ayuda; así pues, considere buscar voluntarios que estén cursando la preparatoria o la universidad o voluntarios jóvenes o adultos de grupos religiosos. 

PUBLICITE SU GRUPO

Para encontrar a otros miembros, tendrá que hacer publicidad. Existen muchas formas gratuitas de hacerlo:

  • Boletines de escuelas, organizaciones comunitarias e iglesias
  • Tableros de anuncios en las salas de espera de doctores o terapeutas
  • Letreros en las ventanas de agencias de equipo médico duradero y otros prestadores de servicios
  • Mensajes a través de mochilas escolares (el departamento de educación especial de su distrito escolar local puede ayudarle)
  • Sitios web de distritos escolares y tableros de anuncios en complejos educativos
  • Anuncios de eventos comunitarios en periódicos locales y estaciones de radio 
  •  

COSAS A TENER EN MENTE

  • Prepárese porque tome tiempo para que crezca su grupo -- no se desanime si las primeras reuniones no atraen a muchaspersona. Aún con mucho compromiso de su parte, puede tomar hasta seis meses que un grupo se ancle, así que sea paciente y permita, al menos, ese tiempo.
  • Un grupo de padres que puedan comprometerse a asistir consecuentemente a cada reunión ayudará a brindar estabilidad en etapas tempranas.
  • Invitar a algunos oradores para que hagan presentaciones sobre temas específicos (como por ejemplo, educación especial o servicios locales) puede ayudar a generar interés en un grupo que apenas comienza
  • Los grupos tienden a fluctuar entre una asistencia alta y baja, así que no se preocupe si una semana acuden muchas personas y a la siguiente no tantas.
  • No dependa simplemente del crecimiento natural -- invite y traiga personas a las reuniones, y fomente esta práctica en todo el grupo. 
  •