ESTABLEZCA EL TONO PARA UNA COMUNICACIÓN CLARA

Digamos que es la primera vez que lleva a su niño con el médico. Se siente nervioso. Y no siempre entiende lo que el médico le dice. ¿Qué hace usted?

Cortésmente establezca un tono que le permita al médico saber que usted quiere comprender todo lo que él le dice, y que usted espera que se comunique con usted hasta que usted lo comprenda.

Estas tres preguntas le pueden ayudar a establecer una comunicación clara y unas expectativas con los médicos desde el principio, particularmente con los especialistas.

 

PRIMERA PREGUNTA: ¿CUÁL ES SU ESPECIALIDAD MÉDICA?

Asegúrese de que usted comprenda qué es realmente la especialidad del médico en palabras que tengan sentido para usted. Por ejemplo, “en lenguaje sencillo, ¿qué hace un neurólogo?”

Si no entiende la respuesta completamente, expréselo sin reservas y pida más información. Por ejemplo, “pues, ahora entiendo un poco más acerca de lo que usted hace, pero aún no entiendo como eso ayudará a mi niño. ¿Me lo puede explicar?”

SEGUNDA PREGUNTA: ¿CUÁLES SON SUS METAS AL TRABAJAR CON MI NIÑO Y CON NUESTRA FAMILIA?

Esta pregunta les hace saber a los médicos que usted se preocupa tanto por las expectativas de los médicos al igual que sus expectativas propias. Esto les dirá a ellos que usted será un padre involucrado. Y les ayudará a ver a su niño como un individual único, no solamente como otro paciente. La comunicación abierta y activa desde el principio ayuda a crear una comunicación clara con el equipo médico de su niño.

TERCERA PREGUNTA: ¿ESTÁ USTED DISPUESTO A AYUDARME CON MIS PREGUNTAS E INQUIETUDES?

Es muy difícil decirle “no” a una madre o a un padre que pregunta esto. Y muestra una vez más que usted es un padre involucrado. También hace que el médico se comprometa a ayudarle a entender desde el principio. Probablemente nunca tendrá que decir, “pero doctor, usted me prometió en la primera cita que me ayudaría a comprender,” pero usted podría decírselo si es necesario hacerlo.

MÁS CONSEJOS PARA UNA COMUNICACIÓN CLARA CON LOS MÉDICOS

Lleve por escrito sus preguntas e inquietudes. Usted tiene tanto que hacer, que lo último que necesita es tener que recordar sus preguntas para el médico. Llevar las preguntas por escrito también muestra que es un padre que está preparado e involucrado.

Tome apuntes sobre lo que dice el médico. Pida más información cuando se necesita hacerlo. Siempre  puede referirse a los apuntes si necesita hablar acerca del tema después con otros. Guarde sus apuntes con el resto de la información de su niño.

Haga contacto visual con los médicos. De nuevo, esto muestra que usted está involucrado y ayuda al médico a verlo a usted como a un individuo que espera información de él. Si está tomando apuntes, levante la mirada de vez en cuando para restablecer el contacto visual con el médico y para hacerle saber que está escuchando atentamente.

Haga que los médicos se adapten a su ritmo. Los médicos podrían parecer apresurados. Cuando esto suceda, no se adapte usted al ritmo de ellos. Reduzca la velocidad de la conversación a un ritmo que sea cómodo para usted. Recuerde que éste es su tiempo y el tiempo de su niño. Asegúrese de que sus inquietudes hayan sido atendidas.

Firme un formato de consentimiento para divulgar información. Esto le permitirá a su médico comunicarse con otros miembros del equipo médico de usted, y para que los terapeutas y los especialistas compartan información con su médico.

También consulte, “Como organizar la información médica de su niño” , “Como hablar con el médico de su niño  y “Haga una carpeta de información para su niño” para ver consejos adicionales.